El tiempo en Bejuma


Actualidad, carousel

Vallealtinos cada vez más flacos

septiembre 11, 2017, 1:42 pm
Por: Alejandra Coronel

La escasez de alimentos y el elevado costo ha obligado a los Vallealtinos a cambiar radicalmente su dieta diaria, lo que ha ocasionado la pérdida de peso de manera acelerada.

Muchos han reducido sus medidas.
Muchos han reducido sus medidas.

Para la nutricionista, Cris Rodríguez, la falta de una política alimentaria por parte del Gobierno Nacional ha vulnerado la dieta daría de los venezolanos. “Sin inmiscuirme en ideologías, no ha sabido llevar de una manera adecuada la protección de la nutrición, que es primordial para un país”.

“La alimentación es la principal escalerilla en la buena salud”.

Refirió que debido a esa situación, las personas se han visto en la necesidad de mal cambiar sus hábitos alimenticios. “Escasamente en el país existen familias que comen tres veces al día. Muchos sólo ingieren dos alimentos y otro porcentaje bien grande, uno solo, mientras que otros, tristemente pasan días sin consumir nada”.

Explicó que la baja ingesta de alimentos necesarios, entre ellos las proteínas, ha ocasionado la caída de peso. “La dieta que se está consumiendo no cumple con las calorías necesarias que se requieren. Muchas personas sólo comen platos a base de hortalizas y tubérculos como yuca, que aunque también ha aumentado su precio, son más accesible”.

Proteína animal

“Los venezolanos hemos disminuido alrededor del 80% el consumo de proteína animal y creo que vamos por el camino de reducirlo más, porque los costos de las carnes se han acelerado impresionantemente. Veo con asombro que desde hace un mes, un kilo de queso costaba diez mil, esta semana va por 29 mil 500”, precisó Rodríguez.

Detalló que muchos sustituyen proteínas como carne y pollo por sardinas. “Vemos como venden pescado en las calles, sin ningún control sanitario. Consumir esto es muy delicado y de contener alguna bacteria puede llevar a la persona a la muerte. Recomiendo a los padres a no darle esto a los niños, porque son más vulnerables”.

Manifestó que se han reactivado enfermedades como la tuberculosis y la difteria, que ya habían sido erradicadas. “No sólo tiene que ver con el control sanitario del país que está por el piso, sino también producto de la mala alimentación, que ocasiona que el sistema inmunológico no puede atacar estos virus por no tener los nutrientes adecuados”.

Afirmó que para un óptimo estado de salud es necesario consumir seis comidas diarias. “El deber ser es que al día se ingiera dos o tres raciones de proteína animal, entre cinco y siete raciones de frutas, vegetales y verduras. Además, entre tres y cuatro raciones de carbohidratos”.

La nutricionista aseguró que si no se tiene una buena nutrición, no se puede tener un adecuado estado de salud. “Tenemos que saber que la alimentación es la principal escalerilla de una óptima salud”.

NOTICIAS RELACIONADAS
 
COMENTARIOS
 
Dicho y Hecho Todos los derechos reservados
Design By: